¿Tu dieta es mala?

dieta
dieta

Está bien comer alimentos saludables y evitar la comida chatarra, pero hay personas que se van a los extremos y su dieta se vuelve muy limitada. Y, aunque se llame ‘dieta’, puede ser peligrosa a su manera. Identifica las señales de una dieta poco saludable, y hasta agresiva para tu cuerpo y salud mental.

Ver más: ¿Cuál es la dieta más loca que conoces?

  • Evitas que la gente te vea comer: Una indicación de una dieta extrema, es que evitas que otras personas vean lo que comes. Quizá noten que es muy poco, raro o simplemente empezarán a decirte que estás tomando una mala decisión. Cual sea el caso, si no quieres que otras personas te vean comiendo, quiere decir que algo está mal.
  • No te sientes al 100: Tal vez quieras hacer dieta y perder peso, peso si la forma en que lo estás haciendo no te hace sentir al 100, ¿no crees que debas preocuparte? Si te sientes con poca energía, tu piel se ve mal o tu periodo menstrual se ha irregularizado, tu peso podría disminuir, pero… ¿en qué estado estará tu salud?
  • Es muy limitada: Dietas muy estrictas no son buenas para tu salud. Si te han limitado muchísimo, seguramente estás yendo demasiado lejos. Además, este tipo de dietas siempre tienen que ser consultadas con un médico ya que sólo una dieta completa (y variada) es la que te dará lo que tu cuerpo necesita.

  • Bajas de peso muy rápido: Bajar de peso muy rápido es malo para tu salud y, aunque no lo parezca, tu peso. Asumiendo que sí necesitas eliminar unos kilos, debes hacerlo de forma gradual y lenta. Aquellas dietas que prometen 5 kilos en una semana son, además de fraudulentas, peligrosas para tu salud.
  • Sólo piensas en comida: ¿Te obsesiona la comida y no dejas de pensar en ella? ¿Cuentas las calorías y te preocupes por las cantidades? Si es tu caso, algo está muy mal; o no estás comiendo lo necesario, o simplemente estás siendo muy obsesiva.
  • Tienes cambios de humor: ¿Estás constantemente cambiando de humor e irritable? Esta podría ser una señal de un bajo nivel de azúcar en la sangre por culpa de una dieta insuficiente. Además, el hambre te pondrá de mal humor y afectará tu estado anímico.
  • Te niegas a ti misma: Finalmente, aunque quieras tener una dieta saludable, no puedes privarte de lo que te gusta todos los días. Si lo haces, tu voluntad fallará antes de tiempo y terminarás comiendo de más en un par de semanas.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tomado de Eme de Mujer México

Escrito por
Más de Equipo Eme

Checa tu horóscopo del 20 de octubre

¿Qué te deparan las estrellas?
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *