Desventajas de tener sexo en la playa

Tener sexo en la playa es una de las fantasías sexuales más populares, tanto para mujeres, como para hombres… pero ahí debería quedarse: en tu lista de fantasías. Si de pura casualidad lo has intentado, entonces sabrás a qué nos referimos.

Ver más: Las fantasías sexuales mas comunes de tu signo

  • Si te cachan, podrían arrestarte: No es broma, el sexo en áreas públicas, incluso en playas nudistas, es ilegal.
  • La arena se mete a TODOS lados: Por alguna extraña razón, no hay toalla ni sábana ni COLCHA que pueda protegerte del terror de la arena. Se meterá entre tus pompas, senos, en tuboca y hasta en lugares que ni siquiera sabías que tenías.
  • Siempre hay niños cerca: ¿Crees haber encontrado un lugar perfectamente aislado de todo mundo? Dale 5 minutos al encanto, de seguro un grupo de niños llegará con ustedes gritando y quitándole la erección a tu novio. O peor aún, los encuentra un niño de familia: “Mamá, ¿qué están haciendo esas personas?”
  • Te expones a los rayos solares: A menos que estés completamente protegida (como en una playa nudista) es poco probable que tengas bloqueador solar en TODO tu cuerpo. Y mientras que es muy erótico pensar que tu galán podría darte un lindo masaje de aceite de coco antes del sexo, te aseguramos que los resultados al día siguiente no serán nada placenteros.
  • Cangrejos: Esas criaturas escurridizas podrían aparecerse de la nada y pellizcar tus pompas. Usualmente son tan pequeños que ni los sentirás… hasta que se metan a la toalla.
  • Nada de lubricante: Y si deciden irse al océano para intentarlo, mínimo tú podrías despedirte del orgasmo ya que el agua no lubrica, reseca el área vaginal.
  • Es difícil de llegar al clímax: La adrenalina del momento les pondrá los nervios de punta; siempre estarán al pendiente de que nadie los vea y de que se apuren para eliminar los riesgos, así que seguramente logren un par de minutos de sexo, pero será  y poco satisfactorio.

Más de Silvia Sánchez

Beneficios de dormir en pareja

Que mejor que compartir la cama con un ser amado
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *