Tips para dar y recibir sexo oral

sexo
sexo

Sin importar quién baje ‘las escaleras,’ la meta del sexo oral es hacerlo lo mejor posible. Parece una práctica instintiva, pero no es tan fácil como parece, mucho menos si su boca te intimida o tienes grandes expectativas.

Ver más: Trucos para darle el mejor sexo oral

Si te cuesta trabajo disfrutarlo, apaga las luces

A muchas mujeres les cuesta trabajo relajarse y disfrutar del sexo oral. ¿Te sientes identificada? Trata de apagar las luces para no distraerte y enfócate en las sensaciones y el momento.

No, no necesitas tragarlo completamente

Si tu pareja quiere que lo metas completamente a tu boca, puedes darle las mismas sensaciones, sin realmente hacerlo. La clave está en combinar el sexo oral con el manual; es decir, mitad mano, mitad boca.

Pídele que chupe

En lugar de estar tocando o lamiendo, pídele que chupe tu clítoris para una presión más intensa. ¡Ojo!, esto no es para todas, pero puedes intentarlo.

No necesita eyacular para que sea placentero

¿No te agrada la idea de que termine en tu boca? No eres la única. Muchos hombres prefieren el sexo oral como parte del juego previo.

El lubricante puede saber bien

Si vas a darle sexo oral, al menos deberías agregarle un poco de sabor al asunto. Invierte en un lubricante con sabor (el que más te guste) y trata de disfrutar lo que estás haciendo.

Habla, habla, habla ¡y habla!

La comunicación es tan básica, que es necesaria. Ninguno de los 2 puede leer mentes durante el sexo, así que tendrán que hablarse. Sé que no es fácil en momentos tan vulnerables, pero no hay mejor momento para hacerlo.

Tus manos pueden meterse si se ha cansado tu boca

Nunca deberías hacer algo que te incomode o te duela, pero si es tu lengua y boca las que presentan fatiga, todavía tienes tus manos para echarte una manita.

Sólo porque vaya a darte sexo oral, no quiere decir que no deba poner atención a otras zonas erógenas

La mujer necesita estimulación múltiple; además del clítoris, también se pueden tocar áreas como los pezones, los senos, el cuello, los muslos, y hasta las orejas.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Beneficios de dormir en pareja

Que mejor que compartir la cama con un ser amado
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *