Cosas que NECESITAS saber de tu vagina

vagina
vagina

Aunque creas saber todo lo que necesitas saber de tu vagina, sigue siendo un lugar misterioso para la mayoría de nosotras. Sin embargo, es un área que no debería estar rodeado de misterio, pues es increíblemente importante para todos.

Ver más: Mitos de tu vagina

  • Es sólo una parte de la región inferior: La mayoría usas el término ‘vagina’ para referirnos a esa área. Pero técnicamente el término describe el corto canal dentro de tu cuerpo de la vulva al cuello uterino.
  • Casi todas se parecen: Por dentro, claro está. Lo que varía es la vulva. Por ejemplo, el clítoris puede tener un tamaño entre 2.5 y 4.5 milímetros. En cuanto a los labios vaginales, algunos son muy largos, otros se esconden y uno que otro cuelga. No son simétricos y todos son diferentes.
  • El color puede ser diferente: El color de tu zona íntima no necesariamente debe estar relacionado con el tono de tu piel. Muchas mujeres de piel blanca tienen labios oscuros y viceversa.
  • Las paredes están plisadas: Usualmente las paredes de la vagina están comprimidas. Pero cuando necesitan abrirse (para dejar entrar un pene o un tampón) se separan y expanden como una sombrilla. La vagina se infla de medio a un centímetro y puede expandirse aún más para el parto.
  • No puede estirarse: La vagina es increíblemente elástica, pero siempre regresa a su tamaño original después del sexo. Sin embargo, según muchas mamás, después de tener un bebé, la vagina se siente diferente.

  • No puedes “revirginizarte”: Hay un rumor por ahí que, después de no tener sexo por mucho tiempo, tu vagina puede volverse virgen nuevamente. Y sí, los músculos vaginales podrán tensarse al principio, pero la penetración no debería ser dolorosa.
  • Le beneficia el ejercicio regular: Así como el ejercicio ayuda a tus brazos y piernas, puede tonificar tu vagina. Además de que podrás manejarla mejor durante el sexo, podría mejorar tus orgasmos.
  • Está llena de bacterias: ¡Que no te dé asco! Tu vagina está llena de buenos microorganismos que mantienen una buena salud vaginal. Una de estas bacterias se llaman lactobacilos y puedes encontrarlos en el yoghurt.
  • Se limpia a sí misma: No necestias una ducha vaginal, ni lavarla por dentro con agua y jabón. La vagina se limpia por sí sola con flujo vaginal. La única rutina de limpieza que necesita es externa.
  • Si presenta dolor, puede haber 2 razones: Vaginismo, condición que hace que los músculos se contraigan involuntariamente. Imposibilita el sexo, el uso de tampones y hasta la entrada del pato del ginecólogo. La otra posibilidad es vulvodinia, la cual se caracteriza por dolor en la vulva, ardor y sensibilidad al tacto directo. No hay señales.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Beneficios de dormir en pareja

Que mejor que compartir la cama con un ser amado
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *