Deja de hacerle daño a tu felicidad

feliz
feliz

Tu vida es una decisión. Puedes invertirle a tu salud, economía o felicidad… o puedes dejar que tu vida fluya. Puedes construir una sólida fundación sobre tu futuro, o puedes aceptar que los problemas son inevitables. Desafortunadamente, es fácil omitir esos pensamientos o conductas destructivas, así que los errores serán tu blanco principal.

Ver más: Mitos y realidades del sexo a los 60 años

  • No invertir en tu salud: La mayoría piensa en un futuro; en ahorrar, en comprar una casa, un coche, casarse, la escuela de los niños, la renta… pero, ¿y la salud? Muchas personas han tenido que aprender esta lección de mala manera, y te aseguramos que no hay edad correcta para invertir en tu salud. Tengas 15 años o 45, es importante que le des la importancia que se merece; de otra manera podrías afectar tu felicidad más adelante.
  • Intentar SER o VERSE más joven: Cual Peter Pan, te gustaría verte joven y ser joven TODA la vida. Lamentablemente no existe un elixir de la juventud y los años son obligatorios. Crecerás y envejecerás, no hay de otra. ¿Por qué agobiarse al respecto cuando no hay nada que puedas hacer para evitarlo? Es un proceso natural y, si lo decides, positivo para tu salud mental y física, sin mencionar tu felicidad.

  • Ver el retiro como un destino: El concepto del retiro lo vemos en cada aspecto de nuestro cultura. Creemos que es el retiro nuestro último destino y se nos presenta como el premio después de décadas de trabajo. En cambio, es este el concepto más peligroso de todos. La felicidad es subjetiva, y el retiro es sólo un ejemplo. ¿Y si tu felicidad está en seguir trabajando a pesar de tener 90 años? Que nadie te diga cuál es tu último destino, constrúyelo tú misma desde cero, y verás que la felicidad vendrá solita.
  • Comprar por tu felicidad en los lugares equivocados: ¿Crees que un carro o un celular te harán feliz? De acuerdo a la ciencia, la mayoría de nuestras compras no nos harán felices, por lo menos a largo plazo. Una vez que la chispa termine, tu estado de ánimo regresará a lo mismo. Piensa en tu coche; por semanas lo condujiste con orgullo y gracia, pero ahora que han pasado los meses, ¡ya ves con envidia los demás! Y no queremos decir que no haya un vínculo entre el dinero y la felicidad, pero tal vez sólo estés comprando en los lugares equivocados. Por ejemplo, la inversión en experiencias han demostrado tener un mayor impacto en la felicidad de los demás, que las cosas materiales.
  • Tener amigos por conveniencia: Por la mayor parte de nuestra vida, nos veremos rodeados de personas. En la escuela conviviremos con nuevas personas, en el trabajo habrá interacción con compañeros de trabajo y como padres, habrán reuniones, fiestas, pijamadas y más. Hacer amigos como adultos requiere un alcance diferente. Con nuestras circunstancias sociales, tenemos que tomar el control de construir lazos amistosos con personas que puedan darnos algo más que un beneficio, un trozo de felicidad.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Beneficios de dormir en pareja

Que mejor que compartir la cama con un ser amado
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *